Algunos años atrás (y no tantos), el tener cámaras de seguridad en nuestras casas no era para cualquiera. Sin embargo, hoy en día, gracias al actual bajo costo de estos equipos y su mejora en cuanto a la facilidad para operarlos, esto se ha vuelto cada vez más común.

Cada día vemos cómo se utilizan con mayor asiduidad las imágenes de las cámaras de seguridad como prueba ante un delito o un accidente urbano, ya sean de edificios o casas o de empresas que cubren veredas o calles en la ciudad o en barrios del conurbano. Un grandísimo número de delitos diarios quedan registrados en cámaras de seguridad, donde vemos cómo actúan los delincuentes o cómo ocurren accidentes en la vía pública.

Hasta aquí todo es útil, hasta que llega la pregunta: “¿dónde se guardan las imágenes?, ¿podríamos contar con una copia?

Existe una gran mayoría de sistemas de CCTV de distinta complejidad que, o bien no almacenan las imágenes o no están configurados para hacerlo, pese a que tienen la capacidad técnica adecuada. Este gravísimo error tira por tierra uno de los propósitos fundamentales de cualquier sistema de CCTV que es el de aportar pruebas para esclarecer un caso cuando este ya ocurrió y, sobre todo, el principal propósito que es el de poder controlar las situaciones antes de que ocurran.

Dejemos de lado el segundo caso, ya que para eso se necesita contar con una central de monitoreo en tiempo real y de una fuerza de acción inmediata (personal de seguridad idóneo). El primer caso, de investigación de hechos, se ha convertido en algo cotidiano y desgraciadamente necesario. 

Los sistemas actuales de cámaras de vigilancia permiten instalar de manera sencilla y rápida, con un bajo costo y mínimo mantenimiento, una serie de cámaras que además poseen la ventaja de que uno puede verlas desde un celular o desde la computadora, aún si estamos de vacaciones en cualquier parte del mundo. 

La función clave de estos sistemas es el de aportar pruebas de lo captado por las cámaras y, para ello, es necesario poder configurar el sistema para que almacene las imágenes en algún soporte. Hoy día se puede configurar el almacenamiento en una nube para evitar que los delincuentes, llevándose el equipo, puedan hacerse de los registros de las imágenes y así inclusive poder aportarlo como prueba a las autoridades. Se pueden utilizar cámaras de tecnología wifi, lo que facilita significativamente la instalación evitando el tendido de cables. Además, la tecnología actual de estas cámaras brinda una excelente nitidez, inclusive en ámbitos o áreas sin iluminación, nitidez que es mayor a la que poseían las cámaras comercializadas en el mercado hace 10 años, las cuales necesitaban una calibración por parte de profesionales de manera constante. 

El avance técnico y los bajos costos de estos sistemas de seguridad hacen que en la actualidad muchos puedan acceder a tener su propio sistema de protección para el hogar, el comercio o la oficina. La cuestión fundamental es saber cómo configurarlo para poder aprovechar al máximo la prestación de los mismos.

Ningún sistema es eficiente o efectivo por sí mismo, todos ellos son herramientas de ayuda que deben ser aprovechadas como parte de un esquema integral de seguridad, el que se compone básicamente de procedimientos o protocolos de actuación, equipamiento tecnológico (CCTV, controles de accesos y sistemas de alarmas) y recursos humanos, que tanto pueden ser esquemas de guardias de seguridad o en una escala menor y personal, nosotros mismos e inclusive los integrantes de nuestras familias.

El contar con procedimientos de seguridad en combinación con el uso de la tecnología puede aumentar considerablemente la seguridad del entorno frente a los riesgos actuales a los que estamos enfrentados. 

G5 Integritas cuenta con profesionales altamente capacitados que pueden asistirlos en el diseño de los mejores sistemas de protección. Si se encuentran interesados en optimizar la seguridad de su empresa, los invitamos a contactarnos a: [email protected] O visitando nuestro sitio web: www.g5integritaslatam.com

Pin It on Pinterest

Share This